¿Qué seguros necesita una mujer sola o single?

A menudo se piensa que las mujeres que no tienen herederos directos no deben preocuparse por contratar seguros, pero precisamente son quienes más deberían velar por su propia seguridad, porque puede que nadie lo haga por ellas.

La soledad elegida es una forma de vida con muchas ventajas. Las mujeres que no viven con nadie no tienen por qué sentirse solas, porque soledad no significa aislamiento. Puede que no tengan pareja ni hijos, pero eso no implica renunciar a una grata vida social ni a una extensa red de amigos. Muchas veces es más fácil sentirse sola en compañía de una persona con quien la convivencia resulta desagradable que disfrutando del placer de estar con una misma. Por otra parte, una mujer que, o bien ha optado por la soledad, o bien le ha sido impuesta, puede ser una persona más independiente, más capaz y más productiva, con más tiempo para su profesión, para el desarrollo de su creatividad y para cuidar de sí misma.

Sea como fuere, la mujer sola debe tener cubiertos los imprevistos, y cuantos más mejor. Puede ocurrir algo en su vida que le impida trabajar, como un accidente o una enfermedad, y entonces no podrá hacer frente a sus compromisos de pago, o verse obligada al pago de una indemnización a terceros por causar daños involuntariamente…

Estos son los seguros que necesitan las mujeres solas

Seguro de vida

Los seguros de vida para mujeres solas ofrecen una indemnización si se produce el fallecimiento de la asegurada. El capital acordado lo recibirá quien ella decida, no necesariamente un heredero ni un familiar, puede ser cualquiera: una o varias personas o entidades y en diferentes o iguales porcentajes. Además, hay modalidades en las que el capital con que se indemniza puede ser del doble o del triple de lo contratado en caso de accidente de tráfico, por ejemplo, siempre que así esté contemplado en el condicionado de la póliza.

Estos seguros de vida riesgo también pueden cubrir los gastos del sepelio en su totalidad o en un porcentaje, lo cual es un detalle de educación para que nadie tenga que correr con unos costes que, inevitablemente, van a producirse.

Pero lo más importante que debe cubrir un seguro de vida para mujeres solas es la invalidez. Probablemente, la mujer tenga en este caso una pequeña ayuda de la Seguridad Social, pero siempre será insuficiente y, en algunos casos, limitada a un porcentaje o solo durante un tiempo. Los seguros de vida resultan esenciales en el supuesto, por ejemplo, de un accidente o una enfermedad grave que impida trabajar, porque pueden pagar parte o el total del capital contratado. Para ello es importante asegurarse de contratar:

  • Incapacidad permanente total. Cubre un accidente o algún problema que incapacite a la mujer para volver a realizar su trabajo.
  • Incapacidad permanente temporal. Cubre, por ejemplo, un largo tratamiento de cáncer: la mujer no podrá trabajar en un tiempo, pero sí una vez recuperada.
  • Indemnizaciones diarias por bajas. Si la asegurada está hospitalizada o de baja por enfermedad o accidente, algunos seguros pueden indemnizar con una cantidad por cada día que ella no pueda trabajar.

Que el seguro de vida para mujeres solas cubra la invalidez es lo más importante: si te pasa algo, podrás pagar para que te cuiden y seguir siendo independiente. Estos seguros no son caros, en nuestra web puedes ver precios de distintas compañías y elegir o, si lo prefieres, llamarnos para que una asesora te oriente según tus condiciones particulares.

Seguro médico

Conocemos las listas de espera de la Seguridad Social. Una mujer que está sola necesita un seguro médico privado que la atienda cuando ella lo necesita. No es posible esperar meses para una prueba diagnóstica y mientras tanto vivir con angustia antes de conocer el resultado, o peor aún estar con dolores y sin calidad de vida a la espera de una intervención quirúrgica. Los seguros médicos privados garantizan un acceso rápido a la sanidad y a una cita directa con los especialistas.

Hay seguros médicos privados pensados especialmente para mujeres solas y no son caros. Siempre pueden adaptarse a todos los bolsillos y necesidades. Por ejemplo, una buena opción son los seguros para complementar con la Seguridad Social, que permiten el acceso a especialistas y algunas pruebas diagnósticas, pero, en caso de hospitalización, la mujer acudirá a la sanidad pública.

En nuestra web puedes comparar precios y coberturas para encontrar el seguro médico privado que mejor se adapte a lo que necesitas.

Seguro de responsabilidad civil profesional

Otro seguro que da tranquilidad a las mujeres solas es el seguro de responsabilidad civil profesional para poder ejercer su trabajo tranquilas y sin riesgos ante posibles demandas o daños a terceros. Estos seguros que cubren a médicas, arquitectas, economistas, informáticas, abogadas, ingenieras, graduadas sociales, fisioterapeutas… a mujeres profesionales ante los daños personales, materiales y consecuenciales que hayan podido causar involuntariamente por errores u omisiones a sus clientes deben ser lo más amplios posible, para que nada ni nadie frene su desarrollo laboral.

Seguro para la hipoteca (si estás pagando tu casa)

Si una mujer sola tiene una hipoteca, tal vez no desee que, si ella fallece, el banco se quede con su casa. O lo que sería peor, que si ella no puede pagar por una enfermedad o accidente, se vea expulsada de su casa. Los seguros de vida hipoteca son imprescindibles mientras dura la hipoteca. Pero no pagues de más por un seguro de hipoteca. Debes saber que si contratas este seguro con tu banco puede que estés pagando hasta un 50 % más que si lo tuvieras directamente con una empresa aseguradora. Y si ya lo has contratado, no pasa nada: cámbiate. En nuestra web te ayudamos a cancelar el seguro de hipoteca con tu banco y a buscar uno más barato y con las mejores coberturas.

Seguro de vida ahorro

Algunos seguros de vida pueden combinarse con el ahorro. Esto interesa especialmente a las mujeres solas para garantizarse una jubilación en condiciones de bienestar y para poder disfrutar de la vida en su última etapa sin estrecheces.

En este tipo de seguros de vida ahorro la mujer asegurada puede ir haciendo aportaciones durante un tiempo (a veces décadas) con el fin de tener una renta vitalicia cuando llegue su jubilación o también puede cobrar un capital que recibirá de una sola vez en el momento que se haya acordado con la entidad aseguradora.

Seguro de hogar

Imprescindible también. No solo por los daños a la propia casa, sino para no arruinarse en caso de causar perjuicios a los demás, como una inundación, una maceta que se lleva el viento… Los seguros de hogar son muy útiles para las mujeres solas porque les dan tranquilidad de que, pase lo que pase, estarán cubiertas. Y está bien que incluyan el máximo por daños estéticos; así, si por ejemplo tenemos una gotera, no solo pintarán el lugar donde aparece la mancha, sino toda la estancia para que no se note la diferencia.

El seguro de hogar no solo debe contratarse cuando se es propietaria, sino también si se vive de alquiler, aunque en este caso habrá que asegurar solo el contenido y los daños a terceros.

Seguro de coche (o moto)

Lo mejor es asegurar el vehículo de acuerdo con su valor; es decir, no es lo igual cuando está recién estrenado que cuando tiene diez años. Una mujer sola necesita no preocuparse por este tipo de cosas. Ante cualquier problema, que se encargue el seguro, que para eso está. Lo que sí conviene tener presente es que eso de hacer un seguro para toda la vida es absurdo: todas las pólizas, sean de lo que sean deberían revisarse cada año, porque seguro que podemos ahorrar. La competencia es feroz. Aunque, ojo, el precio no lo es todo, hay que saber qué se está contratando y si cubre lo que necesitamos.

En nuestra página podrás encontrar los seguros que necesitas, sus precios y coberturas, porque pensamos en las mujeres y trabajamos con las mejores compañías. Y si necesitas orientación, llámanos. Estamos para ayudarte.

 

 

Noticias relacionadas

TEST - ¿Estás preparada para ser madre?

¿Estás preparada para ser madre?

Aunque los niños dan muchas alegrías, la maternidad exige muchas renuncias y también un cambio en la forma de ver las cosas. Si te estás planteando ser madre ahora o dejarlo para un poco más adelante, este test puede ayudarte a decidir.

Hacer test

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter vidamujer.es

Recibe nuestros artículos en tu correo

No enviamos nunca SPAM.

No daremos tu correo a nadie.

No recibirás publicidad de ningún tipo.

Como máximo solo recibirás un correo a la semana con las noticias que se han publicado aquí.

Email *