Ahorrar con el método de casa pasiva

En España, gastamos de media 58€ en las facturas de la luz. Y según la CNMC, en 2019 la tarifa eléctrica regulada fue un 20% a la del mercado libre. Este estudio ha tenido en cuenta a todos los usuarios que tienen una tarifa con discriminación horaria y a los que disponen de tarifas con precio fijo al mes. Pero, ¿qué puedo hacer para reducir ese gasto de energía eléctrica de mi hogar?

La eficiencia energética pasiva, se ha convertido en el punto de mira y en uno de los principales motivos que impulsan a la compra/alquiler de una nueva vivienda o incluso uno de los principales motivos de reformas y cambios en el hogar.

En España, gastamos de media 58€ en las facturas de la luz. Y según la CNMC, en 2019 la tarifa eléctrica regulada fue un 20% a la del mercado libre. Este estudio ha tenido en cuenta a todos los usuarios que tienen una tarifa con discriminación horaria y a los que disponen de tarifas con precio fijo al mes. Ello ha sido uno de los motivos por lo que actualmente tenemos en mente términos como las casas pasivas, casas bioclimáticas, etc. Siendo la eficiencia energética su principal objetivo.

La eficiencia energética es un tipo de eficiencia que hace referencia a las condiciones y características arqueológicas de un edificio. Es decir, tienen en cuenta los materiales utilizados en su construcción, la propia arquitectura del edificio, su orientación y el entorno. Esto reduce considerablemente el gasto energético activo, como son: la calefacción eléctrica y aires acondicionados. Todos los estudios realizados demuestran que se puede alcanzar un 50% de ahorro en energía, si lo comparamos con una vivienda en tu ubicación cuya fuente de energía es activa.

Actualmente, las casas pasivas son un reclamo a la hora de reformar, comprar/vender, o incluso alquilar una vivienda. Los motivos, principalmente son el ahorro energético y la reducción de la huella medioambiental. Estas se caracterizan por un consumo energético muy bajo.

A Continuación podrás conocer algunos trucos para ahorrar en las facturas de energía eléctrica en tu hogar.

Claves para tener un hogar más eficiente

A pesar de no tener un hogar pasivo, podemos realizar unos cambios que harán que notemos un ahorro directo en nuestras facturas eléctricas. 

  • Rehabilitación de la envolvente térmica

En primer lugar, debes examinar las zonas de tu vivienda que pudieran presentar fugas de aire, como por ejemplo, en las ventanas, las puertas que estén orientadas al exterior, etc. Aplicando las siguientes alternativas, podremos aprovechar y conservar la energía del sol durante el invierno, y evitar la entrada de las altas temperaturas en verano.

Podemos aplicar a las ventanas con fugas: aislantes térmicos, cortinas, e incluso en la estación de verano, podemos evitar el excesivo uso de aires acondicionados o ventiladores con las mosquiteras en las ventanas.

Además, los burletes son una gran alternativa si tienes un presupuesto bajo y quieres evitar la fuga de aire en las puertas que están orientadas al exterior.

  • Cambiar la potencia de tu hogar si la potencia contratada no es coherente con el consumo realizado.
  • Cambiar las bombillas halógenas por bombillas led

El consumo de una bombilla halógena es de 50W por bombilla. Sin embargo, con las bombillas led el consumo es de 6W. Con un simple gesto, ya puedes ahorrar hasta 5€ en el primer año.

  • Calderas eficientes

En el caso de obtener sistema de calderas, es el momento de plantearte invertir en las calderas con modulación automática. Estas regulan el calor en función de las necesidades de cada vivienda.

  • Regletas de luz y ladrones con interruptor

Evitar el consumo fantasma con las regletas de luz y ladrones con interruptor de encendido y apagado, o incluso con temporizador para usos en concreto. Esto evita el gasto que se produce al mantener todos los aparatos conectados, aunque no se estén usando.

Con estas claves, comenzarás a ver tu hogar de forma más sostenible y segura, sí cómo la bajada de precio en las facturas de la luz.

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas

TEST - ¿Eres hipocondríaca?

¿Eres hipocondríaca?

Hacerse una analítica de sangre regularmente o visitar a determinados especialistas para vigilar la vista, el estado de la piel y el riesgo de que aparezcan problemas ginecológicos es natural y conveniente. Pero algunas personas viven tan preocupadas por su salud que se pasan la vida de médico en médico. Te ayudamos a evaluar cómo vives tú los problemas de salud.

Hacer test

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter vidamujer.es

Recibe nuestros artículos en tu correo

No enviamos nunca SPAM.

No daremos tu correo a nadie.

No recibirás publicidad de ningún tipo.

Como máximo solo recibirás un correo a la semana con las noticias que se han publicado aquí.

Email *