5 activos antienvejecimiento
5 (100%) 2 votos

La publicidad nos bombardea con ingredientes que prometen la eterna juventud. ¡No te dejes embaucar! No todos funcionan. Estos son los elegidos.

 

Ácido hialurónico

Esta molécula se encuentra en nuestro organismo, sobre todo en la piel (aproximadamente un 50%), aunque también en las articulaciones y en los cartílagos. Una de sus principales propiedades es su gran capacidad para atraer y retener el agua. Las arrugas y la flaccidez de la piel asociadas al paso de los años vienen determinadas en gran medida por la pérdida de hidratación, por la reducción del ácido hialurónico presente en nuestra piel y por la disminución de la capacidad de nuestro organismo para reponerlo.

Por este motivo, su empleo en tratamientos cosméticos de aplicación tópica permite rehidratar en profundidad la epidermis para que su aspecto sea más terso y radiante y, al aumentar su grosor y volumen, disminuyan también los surcos de la piel.

De cualquier forma, los dermatólogos advierten de que la penetración de esta molécula depende de su tamaño: la de poco peso es capaz de penetrar hasta en las capas más profundas de la piel, produciendo un efecto relleno. Sin embargo, las más pesadas actúan en las capas más superficiales y son capaces de mantener la humedad y alisar la piel.

Vitamina C o ácido ascórbico

Esta vitamina hidrosoluble sensible al calor despierta un gran interés en cosmética por su capacidad para inactivar los radicales libres inducidos por los rayos ultravioleta, lo que evita el envejecimiento prematuro de la piel y la degeneración de las células. Además, también ayuda a regenerar la vitamina E (otro potente antioxidante).

Numerosos estudios clínicos han demostrado que la vitamina C actúa como antioxidante y agente anti-inflamatorio. Algunos ejemplos de su ‘poder’:

  • Mantiene la piel elástica y tersa, estimulando la síntesis de colágeno.
  • Aplicada tras una quemadura solar, reduce el enrojecimiento un 50% más rápido que en las zonas no tratadas.
  • Mejora la psoriasis y el eccema.
  • Reduce la pigmentación oscura de la piel  como, por ejemplo, las manchas de la edad. 

 

Retinol

Se trata de Vitamina A que tras un proceso de oxidación se convierte en ácido retinoico. Es altamente eficaz para mejorar el aspecto del cutis, alisar la piel de la cara, luchar contra los signos del envejecimiento y mejorar el brillo y tacto del rostro. Al ser liposoluble (se disuelve en grasa), es perfecto para realizar las mezclas de las cremas y productos para el cuidado de la piel, tanto para mujeres como para hombres.

Lo que sí hay que tener en cuenta es que sus efectos en el rostro son a medio plazo, lo que significa que hay que seguir un tratamiento cosmético durante varios meses para notar sus efectos:

  • Da uniformidad al cutis, eliminando las manchas producidas por el sol y las que aparecen por la edad.
  • Combate el acné (bajo prescripción médica).
  • Mejora la textura, tono y brillo natural de piel.
  • Regenera las células dérmicas y epiteliales, provocando un rejuvenecimiento facial.
  • Es antioxidante.
  • Fomenta la creación de colágeno natural.

Un consejo: los expertos advierten de la importancia de utilizar un factor de protección alto mientras se sigue un tratamiento con retinol, ya que este ingrediente puede provocar fotosensibilidad en la piel.

Coenzima Q10

También llamado ubiquinona, es un nutriente que actúa como un potente antioxidante muy similar a las vitaminas y ayuda a metabolizar los alimentos y a convertirlos en energía. Por esa razón es ideal para aquellas personas que se sientan cansadas o agotadas todo el tiempo y, en especial, para los deportistas. Pero además, como antioxidante, ayuda a combatir los radicales libres evitando el daño celular y dérmico que estos producen, clave para evitar el envejecimiento de la piel.

Pero como muchos activos naturales de nuestro cuerpo disminuye a partir de los 20-30 años, lo que provoca que esté menos disponible y los radicales libres actúen a su antojo. De ahí que tengamos que aportarlo de forma externa y ya muchos tratamientos cosméticos antienvejecimiento incorporen este nutriente en sus composiciones.

Las cremas con Q10 hace que todas sus propiedades y beneficios vayan directamente a las células dérmicas. Como tiene una potente función antioxidante frena la aparición de arrugas y mejora el aspecto de las que ya existen. Sus efectos van dirigidos a la epidermis y los tejidos que pierden elasticidad con la edad.

Resveratrol

Reconocido por la Universidad de Medicina de Harvard como la mejor molécula natural antiedad, es el activo más novedoso en los tratamientos cosméticos total age. Este polifenol se encuentra de forma natural en los cacahuetes, las nueces, la granada, la mora, los arándanos, así como en la uva y en sus derivados como el vino. En la búsqueda de la eterna juventud destaca porque:

  • Ilumina la piel al mejorar la microcirculación cutánea y actúa sobre las manchas que aparecen debido a la edad y a las radiaciones solares.
  • Es un antiarrugas natural con efecto antioxidante.
  • Potencia las fibras de colágeno y elastina (sostén de la piel), previniéndo la flacidez cutánea.
  • Retrasa la aparición de arrugas.
  • Posee propiedades antiinflamatorias.
  • Es un efectivo protección solar.
5 activos antienvejecimiento
5 (100%) 2 votos

Noticias relacionadas

¿Hasta qué punto dependes de los demás? Todos necesitamos relacionarnos con las personas que nos rodean, pero al hacerlo debemos mantener nuestra propia identidad y no preocuparnos tanto por lo que digan o piensen los ot...
Recibe nuestros artículos en tu correo

Recibe nuestros artículos en tu correo

No enviamos nunca SPAM.

No daremos tu correo a nadie.

No recibirás publicidad de ningún tipo.

Como máximo solo recibirás un correo a la semana con las noticias que se han publicado aquí.

Nombre *

Email *

Suscripción solicitada con éxito. Gracias.